Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

El MEJOR pastel de queso clásico

 Si está buscando la receta de tarta de queso más perfecta, la búsqueda ha terminado. Este pastel de queso es súper cremoso y suave con una deliciosa corteza de galleta graham especiada con canela. ¡También he incluido toneladas de consejos para hornear pasteles de queso para asegurar que el tuyo resulte perfecto! Al final de la receta, serás un profesional de la cocción de pasteles de queso.


Cómo hacer una base de galleta graham para cheesecake

Toda buena tarta de queso comienza con la corteza. Lo que hace que este sea muy especial es que está especiado con un toque de canela. No domina la corteza, pero proporciona algo de calidez y profundidad de sabor.

Para hacer la corteza, necesitarás:

  • Galletas graham de miel
  • Azúcar
  • Canela
  • Sal
  • Mantequilla derretida

Primero, muele las galletas integrales hasta obtener una miga fina. La forma más rápida es usar un procesador de alimentos. Si no tiene una, agregue las galletas a una bolsa ziplock y use un rodillo para romperlas en una miga tan fina como pueda.

Agregue las migas a un tazón grande y mezcle el azúcar, la canela y la sal. Bate hasta que estén uniformemente combinados.

Por último, mezcle la mantequilla derretida hasta que las migas se humedezcan. Debe parecerse a la arena mojada.

Cómo evitar que la corteza de la galleta graham se desmorone

La clave es realmente presionar la corteza en el molde desmontable. Primero, vierte la corteza en el centro de la sartén y usa tus manos para esparcir una capa suelta y uniforme.

Tome una taza de medir, o cualquier cosa que sea redonda con un fondo plano, y comience a presionar la corteza en la sartén. Comience desde el centro y avance hacia afuera.

Al llegar a los bordes, comience a presionar la corteza contra las paredes usando los bordes de su taza medidora. No tienes que aplicar demasiada presión, pero presiona lo suficiente como para que se mantenga unido.

Presionar la corteza con una taza crea una estructura mucho más fuerte, asegurando que no se desmorone cuando se corta.

¿Tienes que prehornear la masa de tarta de queso?

¡Absolutamente! El siguiente paso es hornear la corteza a 350F por solo 10 minutos. Esto ayuda a retener esas migajas para que no se mezclen con la masa de tarta de queso. De lo contrario, tendrás migas en el pastel de queso y una corteza de galleta graham empapada.

Mis mejores consejos para hornear un pastel de queso perfecto

Ahora viene la parte divertida, ¡preparar la masa de tarta de queso! Los pasteles de queso alguna vez fueron uno de los postres más intimidantes para mí. Tantas cosas pueden salir mal y realmente no hay vuelta atrás después de que se forma una gran grieta en el centro. Después de años de práctica, los pasteles de queso ahora son mi postre favorito absoluto para hornear. Con estos consejos, seguro que también será tuyo.

  1. Papel pergamino : antes de agregar la corteza, cubra los bordes de un molde desmontable con papel pergamino. Descubrí que el pastel de queso tiende a pegarse a los lados de la sartén y, a medida que se enfría, se encoge. Con los lados pegados a la sartén, esto crea tensión en el centro formando así una gran grieta. El papel pergamino evita que esto suceda.
  2. El queso crema : si puede, siempre intente usar queso crema Filadelfia con toda la grasa. Proporciona el MEJOR sabor y textura. Y esto no está patrocinado, es solo el único queso crema que usaré.
  3. Ingredientes a temperatura ambiente: antes de comenzar con CUALQUIER COSA, asegúrese de que todos los ingredientes refrigerados estén a temperatura ambiente... especialmente el queso crema. Esto evita los grumos y la mezcla excesiva (agregar demasiado aire a la masa puede crear grietas). Para acelerar el proceso, agregue el queso crema (todavía en los envoltorios) y los huevos en un recipiente grande con agua tibia. Déjalo reposar durante unos 30 minutos y tu queso crema se ablandará perfectamente.
  4. Baja y lenta : mantenga siempre la batidora a velocidad BAJA, ya sea que esté usando una batidora manual o de pie (aunque se prefiere la de pie). Esto significa que el proceso de mezcla tomará un poco más de tiempo, pero también asegura que su tarta de queso quede suave y sin grietas.
  5. Baño de agua fácil : lo más importante es que siempre hornee su tarta de queso en un baño de agua. Coloque una bandeja para asar en la rejilla inferior de su horno y encienda una olla de agua hirviendo en la parte superior de la estufa. Cuando esté listo para hornear el pastel de queso, vierta el agua hirviendo en la asadera y luego coloque el pastel de queso en la rejilla del medio arriba. Hornear en un ambiente húmedo evita que la tarta de queso se seque y se agriete.
  6. Prueba de sacudidas : para asegurarse de que su tarta de queso esté lista, abra la puerta y empuje la sartén. Si el centro se tambalea como un tazón de leche, no está listo. Si se mueve como gelatina, está listo.
  7. Enfriamiento gradual : cubriré esto con más detalle más adelante en la publicación, pero permitir que la tarta de queso vuelva lentamente a la temperatura ambiente proporciona la textura perfecta y evita que se formen grietas.

¡Eso es todo! Estos consejos son esenciales para cualquier receta de tarta de queso y asegurarán que su tarta de queso quede sin grietas y completamente horneada.

Ingredientes

Corteza de galleta Graham

  • 2 tazas ( 280 g ) de migas de galleta Graham con miel 
  • 1/3 taza ( 70 g ) de azúcar granulada
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Pizca de sal
  • 1/2 taza ( 110 g ) de mantequilla sin sal, derretida

relleno de tarta de queso

  • (4) bloques de 8 oz de queso crema con toda la grasa, ablandado
  • 1 1/4 tazas ( 255 g ) de azúcar granulada
  • 2 cucharadas de maicena
  • 3 huevos grandes + 1 yema de huevo, temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de pasta de vainilla (o 1 cucharada de extracto de vainilla)
  • 1 taza ( 250 g ) de crema agria

Cobertura de fresas

  • 1 pinta de fresas frescas, cortadas por la mitad o en cuartos
  • 2 cucharadas de azúcar granulada

Instrucciones

Corteza de galleta graham

  1. 1. Precaliente el horno a 350F y rocíe un molde desmontable de 9″ con spray antiadherente. Corta tiras de papel pergamino para forrar los lados.
  2. 2. Batir las migas de galleta Graham, el azúcar, la canela y la sal. 
  3. 3.Mezcle la mantequilla derretida hasta que las migas estén uniformemente humedecidas.
  4. 4. Vierta la mezcla en el molde desmontable y presiónela en el fondo y los lados del molde con una taza medidora.
  5. 5. Hornee por 10 minutos.
  6. 6. Retire del horno y baje la temperatura a 325F para el pastel de queso. Coloque una asadera grande en la rejilla inferior del horno.
  7. Relleno de tarta de queso

    1. 1. Antes de comenzar, asegúrese de que su queso crema esté blando y que los huevos y la crema agria estén a temperatura ambiente. Para acelerar este proceso, coloque el queso crema (todavía en el envoltorio) y los huevos en un recipiente con agua tibia durante unos 20-30 minutos. También incluya la crema agria, pero colóquela en una bolsa ziplock. Luego, cuando esté listo para usarlo, simplemente corte una esquina y apriételo en la masa.
    2. 2. Para comenzar, agregue el queso crema, el azúcar y la maicena en un tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio para batir. Mezcle a velocidad BAJA hasta que se una y forme una textura suave. Raspe el recipiente y mezcle a fuego lento durante otros 20 segundos.
    3. 3. Haga una pausa y encienda una olla de agua hirviendo (alrededor de 6 tazas) en la parte superior de la estufa. Esto será para el baño maría en el que se hornea el cheesecake.
    4. 4. Volvamos a la masa. Mezcle los huevos uno a la vez a velocidad BAJA. Solo agregue el siguiente cuando el anterior esté recién incorporado. Después de mezclar el segundo huevo, deténgase y raspe el recipiente. Mezcle durante 20 segundos y luego continúe con el resto de los huevos. Mezcle la vainilla con la yema de huevo final.
    5. 5. Retire el tazón de la batidora y agregue la crema agria con una espátula de goma. Para doblar, pase la espátula alrededor del tazón y por el centro, sumergiendo desde el fondo del tazón. 
    6. 6. Vierta la masa en la corteza de galleta graham enfriada y agítela suavemente para nivelarla.
    7. 7. Abra la puerta del horno y deslice hacia afuera la rejilla inferior con la asadera, lo suficiente para tener acceso a la asadera. Vierta con cuidado el agua hirviendo en la sartén y vuelva a colocar la rejilla. Coloque la tarta de queso justo encima de la asadera en la rejilla del medio (vea la imagen en la publicación como referencia).
    8. 8. Cierra rápidamente la puerta (para que no se escape el vapor) y hornea durante 1 hora y 10 minutos.
    9. 9. Cuando esté listo, los bordes deben estar hinchados y el centro hundido. Dale un empujoncito suave al molde desmontable. Si el centro se tambalea como un tazón de leche, hornee por otros 10 minutos. Si se mueve como gelatina, está listo. 
    10. 10. Apague el horno y abra la puerta del horno con la tarta de queso todavía dentro. Déjalo allí durante una hora.
    11. 11. Luego, saca el cheesecake del horno y déjalo reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.
    12. 12. Después de los 30 minutos, retire el anillo con forma de resorte y retire el papel de pergamino. Coloque la tarta de queso descubierta en el refrigerador durante al menos 4 horas, pero preferiblemente durante la noche. 
    13. cobertura de fresa

      1. 1. Antes de que esté listo para servir, mezcle las fresas con el azúcar y déjelas macerar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos. Esto liberará los jugos para crear una fresa tierna. 
      2. 2. ¡Cubra con las fresas frescas y disfrute!
Tiempo total: 2 horas 10 minutos + enfriamiento durante la noche 

Publicar un comentario

0 Comentarios