Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

pasta italiana y frijoles

 Pasta e fagioli significa "pasta y frijoles" en italiano. ¡Esta receta es mucho más que eso! Este abundante guiso vegetariano está lleno de irresistible sabor fresco. También es vegano, siempre y cuando no lo cubras con queso. La receta rinde para 6 tazones u 8 tazas de sopa.

INGREDIENTES

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, dividido
  • 1 cebolla amarilla mediana a grande, finamente picada
  • 2 zanahorias, lavadas, finamente picadas
  • 2 costillas de apio, finamente picadas
  • ¾ cucharadita de sal marina fina, cantidad dividida
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • 4 dientes de ajo, prensados ​​o picados
  • 1 lata (15 onzas) de tomates triturados*
  • 4 tazas de caldo de verduras
  • 3 tazas de agua
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • ¼ de cucharadita de hojuelas de pimiento rojo, omitir si es sensible a las especias
  • 2 latas (15 onzas cada una) de frijoles cannellini, frijoles Great Northern o garbanzos, enjuagados y escurridos (o 3 tazas de frijoles cocidos)
  • 1 taza (alrededor de 4 onzas ) de cavatelli, ditalini, codo o pasta de concha pequeña de su elección
  • 2 tazas de col rizada toscana picada (primero se quitan las costillas duras) o acelgas o col rizada
  • ¼ taza de perejil italiano finamente picado
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco (aproximadamente ½ limón mediano)
  • Guarniciones opcionales: perejil picado adicional, pimienta negra, queso parmesano rallado o una llovizna ligera de aceite de oliva

INSTRUCCIONES

  1. En un horno holandés grande o una olla para sopa a fuego medio, caliente 3 cucharadas de aceite de oliva hasta que brille. Agrega la cebolla picada, la zanahoria, el apio, ½ cucharadita de sal y unas 10 vueltas de pimienta negra. Cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que las verduras se hayan ablandado y las cebollas se vuelvan translúcidas, aproximadamente de 6 a 10 minutos.
  2. Agregue el ajo y cocine, revolviendo constantemente, hasta que esté fragante, unos 30 segundos. Agregue los tomates, revuelva y cocine hasta que los tomates burbujeen por todos lados. Agregue el caldo, el agua, las hojas de laurel, el orégano y las hojuelas de pimiento rojo.
  3. Suba el fuego a medio-alto y lleve la mezcla a fuego lento. Cocine durante 10 minutos, revolviendo ocasionalmente y reduciendo el fuego según sea necesario para mantener un fuego lento suave.
  4. Use una taza medidora resistente al calor para transferir aproximadamente 1 ½ tazas de sopa (evitando las hojas de laurel) a una licuadora. Agregue aproximadamente ¾ de taza de los frijoles escurridos. Cierra bien la tapa y licúa hasta que esté completamente suave, teniendo cuidado de evitar que salga vapor caliente de la tapa. Vierta la mezcla mezclada de nuevo en la sopa.
  5. Agregue los frijoles, la pasta, la col rizada y el perejil restantes a la sopa hirviendo. Continúe cocinando, revolviendo con frecuencia para evitar que la pasta se pegue al fondo de la olla, durante unos 20 minutos, o hasta que la pasta y las verduras estén agradablemente tiernas.
  6. Retire la olla del fuego, luego retire y deseche las hojas de laurel. Agregue el jugo de limón, la cucharada restante de aceite de oliva y el ¼ de cucharadita de sal restante. Pruebe y sazone con más sal (normalmente agrego otro ¼ de cucharadita) y pimienta hasta que los sabores realmente canten. Adorne tazones de sopa como desee y sirva.
  7. Las sobras saben aún mejor al día siguiente. Deje que la sopa sobrante se enfríe a temperatura ambiente, luego cubra y refrigere por hasta 5 días. O congele la sopa sobrante en porciones individuales y descongele según sea necesario.

Publicar un comentario

0 Comentarios